Las magistradas del Tribunal Supremo Lourdes Arastey Sahun y María Luisa Segoviano Astaburuaga han presentado su candidatura a la presidencia de la Sala Cuarta del alto tribunal, que quedó vacante el pasado 25 de junio por la jubilación de su titular, Jesús Gullón Rodríguez.

Así, se da la circunstancia de que, además de ser la primera ocasión en la historia del Tribunal Supremo en la que hay aspirantes mujeres a la presidencia de una de sus cinco salas,la candidatura está integrada solo por magistradas.

Lourdes Arastey ingresó en la Carrera Judicial en 1985 y desde 1989 ha estado destinada en el orden jurisdiccional social, del que tiene la condición de especialista. Magistrada del Tribunal Supremo desde 2009, fue vicepresidenta primera del Grupo Europeo de Magistrados por la Mediación (GEMME) y presidenta de la sección española de esa asociación. También fue miembro fundador de la Red de Expertos de Derecho de la Unión Europea (REDUE) del Consejo General del Poder Judicial.

María Luisa Segoviano, secretaria de Magistratura de Trabajo por oposición en 1974, ingresó como magistrada en la Carrera Judicial en 1987 por el turno reservado a juristas de reconocida competencia. Fue presidenta de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León con sede en Burgos entre 1997 y 2002 y presidenta de la Sala de lo Social del mismo Tribunal Superior con sede en Valladolid entre ese año y 2006.

Más información en Noticias Jurídicas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies