El Gobierno ha aprobado durante el Consejo de Ministros del viernes 29 de mayo el Ingreso Mínimo Vital, una prestación económica destinada a las familias en mayor riesgo de pobreza. Esta medida pretende llegar a 850.000 hogares, de los cuales 100.000 la recibirán a finales del mes de junio, según confirmó ayer el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

La cuantía de las ayudas oscilará entre los 462 y los 1.015 euros dependiendo de la composición del hogar. Se establecen 14 tipos de hogares, desde el compuesto por un adulto solamente hasta aquellos con tres adultos y dos niños. Para ello, según un borrador del Proyecto de Real Decreto-Ley por el que se establece el Ingreso Mínimo Vital, para acceder a la prestación se deberá acreditar la situación de vulnerabilidad y llevar al menos un año residiendo de forma legal en España.

Asimismo, según este borrador, en caso de que el solicitante de la prestación esté emancipado, su edad mínima deberá ser de 21 años, salvo en los supuestos de mujeres víctimas de violencia de género y víctimas de trata de seres humanos, en los que se exigirá que la persona titular sea mayor de edad. El límite de edad para percibirla serán los 65 años.

El Gobierno ha estimado que el coste de la renta mínima se elevará a unos 3.000 millones de euros al año que serán financiados con cargo a los presupuestos generales del Estado. El ingreso mínimo vital podría complementarse, además, con otras rentas salariales, así como con otras prestaciones de las comunidades autónomas.

FUENTE: ABC

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies