La llegada de la pandemia ya obligó al órgano de gobierno de los jueces a posponer el desarrollo de las pruebas que estaba previsto que se celebrara entre el 16 de marzo y el 3 de abril, fijando estos exámenes para el periodo 13-30 abril.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha vuelto a suspender las pruebas que se venían realizando en el Tribunal Supremo durante las últimas semanas y en las que comparecen opositores aspirantes a juez o fiscal.

El examen, que ahora se aplaza ‘sine die’ en función de la duración del Estado de Alarma por coronavirus, consistía en un segundo ejercicio oral (aún quedaría pendiente un tercero) para poder conseguir plaza en la Escuela Judicial o en el Centro de Estudios Jurídicos que abren la puerta al ejercicio de esas dos profesiones jurídicas.

De las pruebas de este año debían salir 180 jueces y 120 fiscales, un total de 300 plazas a las que se habían presentado unas 5.000 personas. Tras el primer examen aprobaron 1.520 candidatos, de los que 1.229 ya habían realizado el segundo ejercicio, quedando sólo por examinar los 291 que han visto ahora frustrada su prueba por el COVID-19.

Fuentes del órgano de gobierno de los jueces consultadas por Europa Press señalan que, una vez se reanuden, se necesitarían unas tres semanas para completar todos los exámenes. Por el momento, la nueva fecha para los 291 aspirantes que aún no habían pasado por el Tribunal Supremo para realizar el segundo ejercicio oral se decidirá cuando finalice el estado de alarma, con la antelación suficiente.

Fuente: Expansión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies