El Tribunal de Justicia de la Unión Europea asegura que las cláusulas suelo renegociadas de hipotecas podrán examinarse por un juez y declararse abusivas. Además, considera ilegal que los bancos obliguen a los clientes a renunciar a acciones legales tras la renovación del contrato.

La Justicia europea responde así a la cuestión prejudicial elevada por un juzgado de Teruel sobre un asunto que enfrenta a una consumidora con Ibercaja en relación con una cláusula abusiva de un contrato de subrogación de préstamo hipotecario.

Tras conocer la sentencia del TJUE en 2016 que obligó a los bancos españoles a devolver a sus clientes todo lo cobrado de más por estas cláusulas, la clienta acudió a la Justicia. Su intención era declarar nula la cláusula suelo prevista en la primera hipoteca. La entidad rechazó que la cláusula fuera nula porque la consumidora había sido informada de su existencia antes de la firma del contrato.

En el fallo, el tribunal europeo declara que la directiva europea no se opone a la renegocación de una cláusula que pueda ser declarada abusiva. Eso sí, siempre que la renuncia proceda de un consentimiento libre e informado por parte del consumidor. También abre la puerta a que la propia cláusula que modifica otra potencialmente abusiva de un contrato anterior puede también ser abusiva si no ha sido negociada individualmente.

Por otro lado, el TJUE declara que también puede ser abusiva una cláusula mediante la cual el cliente de un contrato hipotecario renuncia a emprender acciones legales contra la entidad. En particular ‘cuando el consumidor no haya podido disponer de la información pertinente que le habría permitido comprender las consecuencias jurídicas que se derivaban para él de dicha cláusula’.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies