Hacienda limitará los pagos entre empresas a 1.000 euros

La Agencia Tributaria quiere saber en qué nos gastamos el dinero, para de esta manera detectar diferencias significativas entre los ingresos declarados y los pagos realizados. Hacienda ya recibe información de las entidades financieras relativa a determinados movimientos de las cuentas corrientes, pero quiere acotar más los límites de los pagos en efectivo, para tener más información en su lucha contra el fraude fiscal.

Con la aprobación el pasado 13 de octubre del proyecto de Ley medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, la limitación de pagos en efectivo entre empresarios se reducirá de los 2.500 euros actuales a los 1.000 euros.

Las limitaciones al pago en efectivo y el creciente desarrollo de los medios de pago digitales, cada vez más utilizados, hace predecir un no muy lejano fin del dinero en efectivo. De hecho, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado que el objetivo del Gobierno es bajar el límite de los movimientos en dinero en efectivo también para los particulares, que de momento podrán seguir pagando en efectivo hasta 2.500 euros.

El objetivo del Gobierno es «bajar a la mínima expresión» este tipo de transacciones, para, de esta forma, poder «tener la trazabilidad de todas las operaciones», según la ministra Montero.

¿Cuáles son las limitaciones en vigor a los pagos en efectivo?

La actual limitación de pagos en efectivo se recoge en el artículo 7 de la Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude fiscal.

Hasta la entrada en vigor del nuevo proyecto de ley, no pueden pagarse en efectivo las operaciones en las que alguna de las partes intervinientes actúe en calidad de empresario o profesional y que tengan un importe igual o superior a 2.500 euros o su contravalor en moneda extranjera.

Sin embargo, este límite puede llegar a los 15.000 euros, o su contravalor en moneda extranjera, cuando el pagador sea una persona física que justifique que no tiene su domicilio fiscal en España y no actúe en calidad de empresario o profesional.

¿A qué sanciones se enfrentan las empresas?

El incumplimiento de las limitaciones a los pagos en efectivo es constitutivo de infracción administrativa, de la que responden de forma solidaria tanto el pagador como el receptor.

La infracción será grave y la base de la sanción será la cuantía pagada en efectivo en las operaciones de importe igual o superior a 2.500 euros o 15.000 euros, o su contravalor en moneda extranjera, según se trate de uno u otro de los supuestos que se recogen en la normativa, siendo la sanción una multa del 25 % de la base de la sanción.

¿Cuándo entra en vigor la limitación de pagos?

Un proyecto de ley puede tardar entre tres y cinco meses desde que el Consejo de Ministros lo envía al Parlamento hasta que es aprobado en el Congreso, sancionado y promulgado por el rey y publicado en el BOE.

Por lo tanto, tendremos que estar pendientes de la publicación definitiva de la ley en el BOE, para saber cuándo entra en vigor el nuevo límite de pagos en efectivo de 1.000 euros.

Otras medidas aprobadas para prevenir el fraude fiscal

Otras de las medidas que se recogen en proyecto de Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal son las siguientes:

  • Prohibición de amnistías fiscales.Ampliación del listado de deudores de la Hacienda Pública.
  • Medidas encaminadas a las lucha contra los paraísos fiscales.
  • Medidas encaminadas a combatir la utilización del software de doble uso.
  • Medidas encaminadas a conseguir un mayor control de criptomonedas.
  • Se reforman, para dar seguridad jurídica a contribuyentes y Administraciones tributarias, los valores de referencia (ITPAJD, IP e ISD).
  • Medidas antielusión fiscal.
  • Medidas encaminadas al cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales.

Compartir

Contenidos Relacionados