El TEAC establece que la base imponible del impuesto en los supuestos de declaración de obra nueva ha de ser el valor real del coste de ejecución material de la obra. Así lo refleja la Resolución nº 00/4588/2015 de Tribunal Económico-Administrativo Central, 20 de Septiembre de 2018:

“En consecuencia, dado que el método seguido y el valor determinado no se ajustan a la determinación de la base imponible en esta modalidad y por este hecho imponible, la cual, según la jurisprudencia señalada, no debe ir enfocada a determinar el valor real de lo edificado sino al de su coste de ejecución, deben ser anuladas tanto la valoración como la liquidación provisional dictada con fundamento en ella”.

El TEAC recuerda que la pretensión de la Administración de que se aporten en vía de impugnación las certificaciones de obra y la contabilidad, demuestra que no se ha realizado correctamente la fase de comprobación o inspección; que la base imponible del impuesto está constituida por el valor real de coste de la obra nueva que se declare; y que ese coste no puede ser distinto al coste de ejecución material de la obra.

En este sentido, concluye que los criterios técnicos utilizados por la Administración para fijar el valor del inmueble, tomando unos valores unitarios obtenidos de estudios de mercado que luego pondera con coeficientes correctores, arrojan un valor que no es apto. Si bien este podría admitirse como valor real o de mercado, no refleja el valor real del coste de la obra, que es la magnitud que se precisa para fijar la base imponible de los hechos realizados y autoliquidados.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies