No corren buenos tiempo para los médicos. Pese a la batalla que hemos ganado a favor del sector en Murcia, las movilizaciones están sucediéndose en otras regiones, como Andalucía y Cataluña. Además, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) recibirá 2019 con un calendario de movilizaciones médicas coordinadas en todas las autonomías, que culminarán el 7 de marzo con «una gran concentración médica» en Madrid. Los días 19 de diciembre, 16 de enero y 7 de febrero son las otras fechas clave de un calendario «que refleja el hartazgo de los médicos».

Andalucía

Los médicos y pediatras de atención primaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS) mantienen su calendario de protestas y movilizaciones pese al posible cambio de gobierno en la Junta de Andalucía o la proximidad de las fechas navideñas. De hecho, los facultativos preparan ya la siguiente huelga, que tendrá lugar el 19 de diciembre, tras la «exitosa» convocatoria del pasado 27 de noviembre, con un seguimiento del 87% según el Sindicato Médico Andaluz (SMA), y del 17% según la Junta de Andalucía.
Entre los motivos que han provocado la huelga se encuentra «la falta de un adecuado dimensionamiento» de las plantillas de facultativos, de tal manera que se le puedan dedicar al menos 10 minutos a cada paciente;la decisión del SAS de no cubrir las bajas;la implantación de la continuidad asistencial en Atención Primaria; la falta de vigilancia y medidas de seguridad en todos los centros; la ausencia de medidas de mejora salarial tendentes a la equiparación con el resto de comunidades autónomas; desterrar los criterios economicistas en la gestión clínica y mejorar las condiciones laborales y salariales en las urgencias de Atención Primaria.

Cataluña
Mejor suerte han corrido en Cataluña. Sus médicos de familia desconvocaron la huelga tras aceptar la oferta del Govern de inyectar de forma inmediata 100 millones de euros a la atención primaria. Tras cuatro días de paros con un seguimiento por encima del 60%, el sindicato Metges de Catalunya (MC), convocante de la huelga, dio su visto bueno al paquete de medidas urgentes que puso sobre la mesa el Instituto Catalán de la Salud (ICS), el organismo de la Generalitat que gestiona el 80% de los centros de salud públicos. El acuerdo garantiza la incorporación de 250 médicos para reducir las sobrecargas asistenciales.

Los médicos y el ICS desencallaron finalmente uno de los puntos más controvertidos del conflicto: la limitación del tiempo de visita y de las consultas diarias. Los médicos han renunciado a limitar, por decreto, el número de visitas a 28 diarias. A cambio, el ICS se comprometió a reducir la sobrecarga de los profesionales y garantizar un tiempo de visita de 12 minutos por paciente, pero estudiando cada caso de forma particular a partir de un estudio de cargas de trabajo de cada centro que ya ha realizado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies