El incremento de rebrotes de coronavirus está poniendo en peligro la actividad de muchas empresas. Como consecuencia, desde los Ministerios de Trabajo e Inclusión se han intensificado los llamamientos a que los empresarios que se vean obligados a interrumpir parte de su operativa se acojan a los denominados ‘ERTE de rebrote’.

En concreto, esta figura se encuentra regulada en la disposición adicional 1.2 del Real Decreto-ley 24/2020, 26 de junio. Ésta establece una serie de exenciones en la cuota de la Seguridad Social de los trabajadores afectados. En aquel momento el país salía del estado de alarma.

En concreto, si se trata de una pyme de menos de 50 trabajadores la exención se eleva al 80% para aquellos que sean incluidos en el ‘ERTE de rebrote’ y del 60% para los trabajadores que sigan activos.

Para las empresas con más de 50 empleados, las exenciones son del 60% para los que estén inactivos y del 40% para los activos o no incluidos en el ERTE. Curiosamente estas ayudas son más generosas porque con la prórroga a septiembre de los ERTE de fuerza mayor las ayudas se han reducido.

FUENTE: Confilegal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies