Impuestos sobre la luz. ¿Sabemos lo que pagamos?

Impuestos sobre la luz. ¿Sabemos lo que pagamos?

Impuestos de la luz ¿sabemos lo que pagamos?

Son varios los meses en los que la subida de la luz es uno de los temas principales en los medios de comunicación sumado a la situación de crisis tras la pandemia del Covid-19. Los precios de la factura de la electricidad baten récords casi a diario y ha llegado a triplicarse comparado con 2020. Octubre ha sido el mes en el que se ha superado el precio de la luz por encima de los meses anteriores.

 

¿A que se debe el alza de precios de la electricidad?

El precio de la electricidad es fijado diariamente por medio de subasta en el mercado regulado. El incremento se debe a la subida de precio del mercado mayorista tras la revalorización del gas natural y la subida del CO2. Además, son varios los factores que alteran el sistema de fijación de precios, entre ellos la propia demanda de la luz.

 

Impuestos en la factura de la luz

Dentro de la tarifa eléctrica más del 60% son impuestos y costes como la distribución del suministro eléctrico. Podemos encontrar tres tipos de impuestos diferentes:

  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): en España corresponde al 21% de manera general. Muy superior a la gran mayoría de los países de la Unión Europea.
  • Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica (IVPEE): grava la realización de actividades de producción e incorporación al sistema eléctrico de energía eléctrica y tiene aplicación nacional. Este impuesto esta fijado en un 7%.
  • Impuesto sobre la electricidad (IIE): grava el coste de la fabricación de la electricidad. Está regulado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y es la ley 38/1992 la que lo establece para todas las viviendas, locales y espacios que tengan contratado un punto de suministro eléctrico.

 

¿Cómo ha reaccionado el gobierno ante la subida de precios?

Son varios los ajustes de la fiscalidad que ha implantado el gobierno para ponerle freno al alza de precios en la factura de la luz. Los tres impuestos se han visto afectados tras la aprobación de medidas por el Real Decreto-ley 12/2021, de 24 de junio, y  el Real Decreto-ley 17/2021, de 14 de septiembre.

 

El IVA como se ha mencionado anteriormente tiene una aplicación del 21% que será reducida al 10% hasta el próximo 31 de diciembre. Esta medida no será aplicada a todos los consumidores ya que únicamente se aplicará a los contratos de energía eléctrica cuyo término fijo de potencia no supere los 10 kW, en el tipo impositivo del IVA que recae sobre todos los componentes de la factura eléctrica cuando el precio medio mensual del mercado mayorista en el mes anterior al de la facturación haya superado los 45 €/MWh, con el objeto de reducir su importe.

En cuanto al IVPEE, queda suspendido temporalmente durante el tercer y cuatro trimestres de 2021. Esta suspensión temporal, de acuerdo con las mejores estimaciones de ingresos y costes, es compatible con un cierre del ejercicio 2021 del sistema eléctrico en equilibrio, respetándose el principio de sostenibilidad económica y financiera consagrado en la Ley 24/2013, de 26 de diciembre.

El Impuesto sobre Electricidad también ha sufrido una reducción del del 5,1126% al 0,5% de forma excepcional y transitoria, hasta el 31 de diciembre.

Cierto es que el Gobierno no ha aclarado aún lo que ocurrirá con la entrada del 2022, aunque la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, declaró que se podrían mantener las rebajas fiscales si fuese necesario.

 

¿Existen alternativas para terminar con la subida de precios?

Desde Jurand Abogados somos conscientes de que estamos tratando de un tema complejo. Por lo tanto, no existe una fórmula mágica para poner fin a dicho problema, pero si pequeñas alternativas como el uso de energías renovables puesto que evitaría en gran parte la dependencia del gas natural.

 

Noticia original: Law&Trends

Cómo calcular el impuesto de plusvalía