¿Se pueden disfrutar las vacaciones después del año natural?

¿Se pueden disfrutar las vacaciones después del año natural?

Conforme se acerca el fin de año muchos trabajadores se preguntan si las vacaciones caducan si no se disfrutan en el año natural. De hecho es una pregunta muy habitual en los despachos de nuestros asesores y abogados laboristas en Madrid y Granada. Si este es tu caso, y no estás seguro de si se pueden disfrutar las vacaciones después del año natural, aquí van algunas cuestiones que deberás tener en cuenta

Vacaciones laborales, un derecho del trabajador

Antes de responder a la pregunta de si es posible disfrutar las vacaciones después del año natural, hay que tener claro que las vacaciones laborales son un derecho que tienen todos los trabajadores.

Aunque cada contrato sigue las pautas de un convenio colectivo, por ley las vacaciones no podrán ser inferiores a treinta días naturales (festivos y domingos incluidos), por cada año trabajado. Lo que correspondería a 2,5 días por mes de trabajo.

Este es, por tanto, el mínimo de vacaciones que tendrás, excepto si el convenio colectivo dicta lo contrario. La empresa, por su parte, puede negociar tener más días de vacaciones, pero no menos.

En cualquier caso, antes de disfrutar de unas vacaciones pactadas la empresa deberá aceptarlas con dos meses de antelación. Aunque algunos convenios colectivos pueden establecer un plazo mayor.

Si se da el caso de que no estés de acuerdo con la empresa en cuanto a los plazos, o cualquier otro pacto, como trabajador puedes acudir a los juzgados y presentar una alegación para que sea el juez el que medie entre la empresa y el trabajador.

¿Pueden acumularse las vacaciones de un año a otro?

Por norma general, este mínimo de 30 días de vacaciones deberá disfrutarse dentro del año natural al que corresponda. Aunque lo cierto es que muchas empresas permiten a sus empleados acumular días de vacaciones para el año siguiente sin el mayor problema. Además, hace algo más de un par de años el Tribunal de Justicia de la Unión Europea aprobó una sentencia para que los empleados que realicen su trabajo en el espacio comunitario pudieran acumular las vacaciones remuneradas y no disfrutadas en años anteriores.

Otras excepciones que permiten disfrutar las vacaciones después del año natural

Está claro que no acudir al trabajo por estar enfermo o embarazada no es lo mismo que disfrutar de unas vacaciones bien merecidas. Por eso, en casos de baja por embarazo, incapacidad, enfermedad, paternidad, maternidad o lactancia, los trabajadores podrán usar sus vacaciones incluso cuando el año natural haya terminado. Aunque siempre y cuando no haya transcurrido más de 18 meses a partir del mes en el que se originaron.

Otra excepción es que no se haya podido disfrutar de las vacaciones por culpa de la empresa.

En definitiva, se podrán disfrutar las vacaciones después del año natural cuando exista alguna cuestión objetiva del trabajador que le impida su disfrute dentro del año natural.

¿Se pueden pagar las vacaciones en vez de disfrutarlas?

El mínimo de 30 días de vacaciones deberá respetarse siempre, sin poder compensar estas vacaciones no disfrutadas económicamente. No existe pacto posible entre el trabajador y el empresario, ya que se trata de un derecho indisponible laboral.

La excepción, en la que estará permitido pagar las vacaciones es cuando se produzca un caso de extinción de la relación laboral. En estos casos, las vacaciones se abonarán en el finiquito. Y esto será independientemente del motivo por el que se acabe la relación laboral: Puede ser por baja voluntaria, despido o fin del contrato temporal del trabajador.

Si tiene alguna pregunta sobre este tema, no dude en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarle.

 

Compartir

Contenidos Relacionados