A la hora de ejercer nuestros servicios como administradores de fincas en Granada y Madrid, lo primero que debemos valorar en muchos casos es el tipo de finca sobre el que vamos a trabajar. Ya que los distintos tipos de fincas están reguladas por normativas diferentes, lo que influirá directamente en su gestión y en otros muchos aspectos como la posibilidad o no de construcción en un terreno concreto.

En Jurand Abogados y Consultores Tributarios nos encargamos de gestionar tanto fincas rústicas como urbanas, ocupándonos de los asuntos financieros, legales y técnicos necesarios para su mantenimiento y gestión económica.

¿Qué se entiende por finca?

En la Ley 8/208 de Suelo encontramos la siguiente definición de finca:

«Unidad de suelo o de edificación atribuida exclusiva y excluyentemente a un propietario, o varios en proindiviso, que puede situarse en la rasante, en el vuelo o en subsuelo. Cuando conforme a la legislación hipotecaria, pueda abrir folio en el Registro de la Propiedad, tiene la consideración de finca registral».

Aunque esta definición no termina de ser del todo completa. El autor García García la define como «bien inmueble consistente en un espacio suficientemente delimitado y susceptible de aprovechamiento independiente, con una titularidad unitaria, objeto de tráfico como unidad, y por ello susceptible de abrir folio registral».

¿Qué es una finca rústica?

En el Real Decreto podemos encontrar básicamente dos tipos de suelo: El suelo rural, y el urbanizado. Aunque en las normativas autonómicas el suelo rústico corresponde al no urbanizable.

Por lo que para diferenciar los distintos tipos de fincas, se podría decir que los terrenos rústicos y los urbanizables son prácticamente lo contrario.

La finca rustica es la superficie de terreno que se destina a la explotación agraria, pecuaria o forestal. Desde el punto de vista urbanístico, se trata de un suelo no urbano, por carecer de las obras de urbanización que lo convertirían en un solar apto para construir, o urbanizable.

Por tanto, las posibilidades de construir en una finca rústica están muy limitadas por la ley. No obstante existen otras opciones para aprovechar esta porción de tierra y sacarle partido.

Por ejemplo, en algunas comunidades puede autorizarse la construcción de viviendas aisladas unifamiliares si la propiedad se encuentra cercana a un núcleo urbano, aunque es un caso poco frecuente.

En el caso de haber una construcción antigua en el terreno, también será posible rehabilitarla y destinarla a actividades agrícolas. Aunque en función de la comunidad autónoma en la que nos encontremos, también es posible destinar esta construcción a la realización de actividades culturales, científicas, deportivas, o de enseñanza vinculadas a espacios naturales.

Hay que tener claro que una finca no será rústica o urbana por el mero hecho de encontrarse en la ciudad o en el campo. Para saber ante qué tipo de finca nos encontramos se valorarán las calificaciones del suelo que encontramos en la legislación urbanística.

¿Qué es una finca urbana?

Como decíamos, las fincas urbanas son la oposición a la finca rústica. Por tanto, al contrario de lo que ocurre con las rústicas, cuando hablamos de fincas urbanas nos referimos generalmente a edificaciones habitables que están adheridas a una porción de suelo, cuyo destino es el uso urbano.

En estos casos las construcciones pueden ir tanto destinadas a convertirse en viviendas, como a comercios o industria.

Añadir también que una finca urbana lo será, independientemente de si se encuentra o no en un núcleo urbano. Una casa en el campo se sigue considerando una finca urbana. Aunque en el caso de arrendarse una finca que disponga de una casa con el fin de sacarle partido a la explotación rústica, el alquiler se regirá por las leyes del arrendamiento rústico según el art. 5 de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies